Domingo 23 de junio | Lección Sabática para Adultos | LA PROFECÍA DE LOS CORAZONES RECONCILIADOS

Domingo 23 de junio | Lección Sabática para Adultos | LA PROFECÍA DE LOS CORAZONES RECONCILIADOS

Compara la predicción de la venida de Elías con las referencias a este acontecimiento en el Nuevo Testamento: Malaquías 4:5, 6; ( CB ) Mateo 11:14, 15; ( CB ); 17:10 ( CB ) ; Marcos 6:15 ( CB ) ; Lucas 1:17.

En los días de Malaquías, el llamado de Dios a la Nación: “Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros”, se encontró con la arrogante respuesta: “¿En qué hemos de volvernos?” (Mal. 3:7). El frustrado profeta anunció que se daría una nueva oportunidad para el reavivamiento. Malaquías recordó la revolucionaria reforma iniciada por Elías (1 Rey. 18:37), y predijo que haría “volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres” (Mal. 4:6).

Se gestó una tradición judía de que Elías aparecería personalmente como el precursor del Mesías (comparar con Mat. 17:10; Mar. 6:15). Sin embargo, el Nuevo Testamento presenta a Juan el Bautista como el cumplimiento de la profecía (Mat. 11:14, 15; Luc. 1:17).

¿Qué crees que significa la frase “volver el corazón”?

Hay varias aplicaciones posibles para estos versículos: Se refiere a la reconciliación del pueblo de Israel con el Señor. Dios, como Padre (Isa. 63:16), dejó de lado su ira hacia sus hijos (Miq. 7:18, 19) y los llama a regresar a él (Isa. 44:22; Mal. 3:7). Se refiere a la reconexión de las generaciones posteriores con sus antepasados fieles a través de la renovación del Pacto. El llamado profético para que el pueblo de Dios continuara en la fe de los patriarcas fue entregado repetidamente en el Antiguo Testamento. El hecho de que la Nación continuara siendo una morada bendita estaba directamente relacionado con la fidelidad al Pacto (Deut. 4:29-31). Se refiere a la restauración y la renovación de las relaciones familiares. La relación entre padres e hijos es una expresión práctica de la fidelidad del pacto con Dios. Aquí también el cumplimiento de las responsabilidades hacia los padres y los hijos está entrelazado con la herencia continua de la Nación y la bendición de Dios (Prov. 2:21).

¿Cuál es la conexión entre una relación restaurada con Dios y las relaciones restauradas en nuestra familia? ¿Por qué una debe preceder a la otra?

Recuerda a darle “ME GUSTA” a nuestras páginas de Facebook RADIO SOLDADOS DE CRISTO y RENOVANDO MI PACTO CON JESÚS CADA MAÑANA.

¡Que Dios te bendiga y hasta mañana!

#RadioSoldadosDeCristo

#RenovandoMiPactoConJesúsCadaMañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *